Cambiar la bañera por plato de ducha

Cambiar la bañera por plato de ducha

¿Cómo cambiar la bañera por un plato de ducha?

Si estás pensando en reformar el baño y cambiar tu bañera por un plato de ducha, lo primero que te recomendamos es que pidas consejo a tu constructora de confianza. Él podrá asesorarte personalmente según la construcción específica de tu baño. Y si tienes más interés, puedes despejar dudas en “Cuánto cuesta reformar el baño“.

Antes de nada, si tu vivienda es de propiedad y únicamente tienes un baño, deberías saber que si algún día quieres vender tu vivienda, cambiar la bañera por un plato de ducha quizá no sea la mejor opción. Tu propiedad se valorizará mejor si en el cuarto de baño hay una bañera, ya que las familias con niños así lo prefieren. Aun así, hay estudios que aseguran que el 60% de las personas prefieren la ducha para el aseo diario.

¿Cuándo cambiar una bañera por un plato de ducha?

Al quitar la bañera del cuarto de baño, lo que buscamos es ganar espacio, simplificar la limpieza, ganar tiempo cuando nos duchamos, dar un plus de diseño o facilitar la accesibilidad a personas mayores.

¿Plato de ducha o ducha de obra?

Empezaremos por definir el tamaño de ducha que queremos y si vamos a instalar un plato de ducha o preferimos una ducha de obra. En la mayoría de casos, el espacio destinado a la bañera será más grande que donde vayamos a construir la ducha. Por lo que tenemos que tener en cuenta que necesitaremos las mismas baldosas del suelo y pared para cubrir la parte que ocupaba la bañera y que no ocupará la ducha. En caso que no tengáis baldosas sobrantes, os recomendamos que la zona de aguas sea completamente distinta al resto del cuarto de baño, de esta manera podéis jugar con colores y texturas que hagan de vuestra ducha un espacio exclusivo y diferente dentro del baño.

Cambiar bañera por plato de ducha

Qué tipo de mampara de baño elegir

En segundo lugar, piensa en el tipo de mampara que vas a poner o si de lo contrario prefieres una puerta abatible. En ese caso, asegúrate que se podrá abrir y cerrar considerando la distancia con los demás muebles del baño. Elige también la grifería que vas a instalar y si ésta afectará a alguna de las baldosas de la pared.

Retirar la bañera

Para cambiar la bañera por un plato de ducha, eliminaremos la vieja bañera teniendo en cuenta las tuberías existentes, si hay que reemplazarlas o no (tu constructor de confianza puede ser de gran ayuda en este caso) y comprobar que no existe ningún cuadro de moho, hongos o podredumbre, en tal caso habrá que reparar los posibles desperfectos con la ayuda de un profesional. A la hora de retirar la bañera, debemos saber que necesitaremos más de una persona para levantarla, si ésta es muy antigua puede que sea de hierro fundido y necesitaremos algo de músculo para transportarla a otro lugar. Si está en buenas condiciones se le podría dar una segunda vida en el mercado de segunda mano o de lo contrario llevarla a un punto limpio.

Instalar el plato de ducha

Después de retirar la bañera llega el momento de construir nuestra ducha deseada. Si habéis optado por construir una ducha de obra, lo más importante es que el sumidero se encuentre en el centro de la ducha (en caso de ser cuadrada) y en el centro del lado menor y a un tercio del mayor en caso que sea rectangular. Además, nos ayudaremos del cemento que utilizaremos para crear una pequeña pendiente (aprox. 3%) hacia el sumidero, para facilitar el recorrido del agua hasta el mismo.

Colocar el suelo de la ducha

Seguidamente, presentaremos los azulejos en seco para calcular por dónde deberemos cortarlos y la cantidad que necesitaremos. Una vez esto esté claro, colocaremos el tipo de suelo que hayamos elegido, recuerda que es recomendable que el tipo de suelo de ducha sea específico para tal finalidad, ya que de lo contrario, podríamos tener problemas de incómodos y peligrosos deslizamientos. Si la pendiente se ha hecho bien, tal vez no necesites poner bordillo que frene el agua, aunque si lo prefieres utiliza una tonalidad igual o parecida a las baldosas o azulejos.

Cambiar bañera por plato de ducha

Una vez colocados los azulejos de ducha, cubriremos bien las juntas con borada que los protegerá de los desperfectos causados por la humedad diaria. Dejar reposar 24h y al día siguiente ya podemos instalar la mampara o puerta de ducha.

Instalar la mampara de la ducha

Para ello, necesitaremos presentar el perfil de compensación sobre el plato de ducha a un centímetro aproximadamente de la parte exterior. Apoyaremos en la pared, sobre la parte lisa del perfil y lo nivelaremos. Una vez nivelado, señalaremos los agujeros con un marcador donde posteriormente taladraremos con la ayuda de una broca de widia y colocaremos los clavos. Atornillaremos el perfil a la pared, fijaremos los laterales y sellaremos con silicona por la parte interior y exterior de la mampara. Seguidamente eliminaremos los restos de silicona y en 24 horas tendremos lista nuestra nueva ducha!

Desde Construccions F60, constructora de Barcelona especializada en obra nueva rehabilitaciones y todo tipo de reformas integrales, destacando sus trabajos como empresa de reformas en Terrasa y sus reformas integrales en Manresa, queremos ayudarte a que puedas reformar tu casa como siempre has soñado.

¡PRESUPUESTO SIN COMPROMISO!
Llámenos ahora al 938310415 o envíenos
un e-mail a info@construccionsf60.com

Cambiar la bañera por plato de ducha, modificado: por

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

¡Solicite su presupuesto sin compromiso ahora!
Llámenos al 938310415 o envíenos un e-mail a info@construccionsf60.com